miércoles, 23 de marzo de 2016

¿Un estudiante en línea? ¿Eso con qué se come?

¿Un estudiante en línea? ¿Eso con qué se come?

Inicio con un título un poco informal pero divertido, haciendo referencia a que muchas veces sabemos las expresiones que la era digital nos va cultivando dentro de nuestra sociedad, pero no las sabemos aplicar.

Hoy en día muchos escritores y grande líderes de opinión concuerdan que, las tecnologías y la era digital ponen al alcance de todos, la información, materiales y oportunidades sin fin para adquirir conocimiento, aplicar una nueva habilidad o destreza e inclusive cursar una profesión que te preparará al mundo competitivo de hoy en día, pero, ¿Es así de fácil? El estudiante en línea tiene que tener características y habilidades específicas que un estudiante promedio o presencial muchas veces no tiene.

Resumamos esas habilidades.

Proactivo: el estudiante en línea debe tener una actitud proactiva todo el tiempo, muchas veces el estudiante está esperando o a la expectativa del profesor, si se tiene ya el curso o los temas que se van a tratar, es indispensable que el estudiante vaya aventajando “dos pasos más” para que sepa cómo acceder a su respectiva plataforma y concluir con las actividades que se le solicitan. Es importante concentrarte y a veces hacerle de “Sherlock Holmes” e investigar cada vez más acerca del tema en cuestión, pero con esa actitud de crítica no dejándose llevar por lo primero que encuentra, puesto que, si bien el internet y las herramientas comunicacionales nos vienen a facilitar el trabajo, también es un terreno peligroso porque muchos sitios tienen fuentes extrañas o desconocidas, “cualquiera puede subir o modificar la información sin que necesariamente sea verdadera”.

Participativo: hay muchas veces que el estudiante tiene un miedo irracional al preguntar cosas y mostrar abiertamente que no sabe o que desconoce en su totalidad a cerca de un tema, la ventaja del estudiante en línea es que puede tomar valor y escribir acerca de su inquietud y si dominas bien el tema también puedes dar un “feed back” a tus compañeros y apoyarlos en lo que se estén complicando.

Íntegro: es esencial a mi parecer que cualquier estudiante (sea en línea o no) deba tener la parte de su integridad como persona, me refiero al control de las emociones, un dominio propio que ayude a que sea un estudiante que sepa escuchar y también que sepa expresarse con los demás, conectando “el cerebro” a los “dedos” antes de escribir.

Si bien el estudiante en línea tiene muchos retos actuales, es importante que exprese y ocupe todas sus habilidades para adquirir los conocimientos necesarios que lo preparen al mundo tan competido al que enfrentamos hoy, donde se requiere cada vez más calidad y eficiencia en los procesos.


¡Ánimo estudiante!